Monday, June 13, 2005

Si: ...hasta que te estancas...

Hay dias que pienso: creo que me estoy azotando demasiado. Me leo y es como si no fuera yo. Una mártir de tantas, quejándose de lo mal que la vida las trata y de lo amarga que ésta es... Pero en otros momentos analizo la situación en la que estoy y pienso que en realidad me estoy tomando todo esto muy a la ligera, como si todo fuera una simulación, como si en verdad no estuviera sucediendo, como si fuera un ensayo de vida y la verdadera estuviera aun por llegar.

Deben ser secuelas de leer tanto. El caso es que tengo pocas opciones. O pongo los pies en la tierra de una buena vez o me veré aplastada por las circunstancias a no mucho tardar. Debería dejar todo esto? llamese "esto" a blog, flog, sedice, red en general,amigos, salidas, libros, etc... y dedicarme a encontrar una salida a este problema que no me doy permiso ni siquiera de ver en su real magnitud? O dejo que pase... como he dejado hacer tantas otras veces... Al final siempre termina pasando...

...hasta que no pasa, hasta que se queda... hasta que te estancas...

4 comments:

Zapardiel said...

Oh, sí, a veces nuestra vida parece ajena, y es espantoso. Ponte en movimiento, pero no nos dejes, esposa mía, que también hay que tener vías de escape. Salidas. Aunque sean alternativas inexistentes, me temo...

Mil besos.

Aina said...

Si me hubieran dicho hace dos meses que pondría un blog creo que me habría reido en su cara por conocerme tan poco por no ver tal como era. Pero una buena amiga mía me hizo comprender que es una ventana al mundo por la que gritar, por la que quejarse, sentir, llorar o reir. Una no puede dejarse vencer por las adversidades, una debe ser fuerte pase lo que pase por pura chulería y orgullo. Una no debe bajar la cabeza ante los que sonreirán ante tu caída y hay tanto por ver, tantos amigos nuevos por conocer, tanto que perder...

Callarse y perderse en la oscuridad de un bosque profundo es tentador pero yo, solo me paseo de vez en cuando por sus frondosos caminos, porque siempre vuelvo. Siempre hay una buena razón por qué volver...

HC said...

No, a los colegas no los dejes y al blog tampoco.
Y como dejes de leer lo que te dejé, te pego una patada en el culo y me como todas las bravas.

Un besote. Mira adelante.

engelson said...

Nimraithkar: en el antiguo Egipto existían personas que, con su sola presencia, podían detener hemorragias. Aplicado al presente, te diré que soy el humilde (e involuntario) sucesor de esa milenaria habilidad. En estos momentos en tu cuerpo se están formando ingentes cantidades de endorfinas sólo por haberte enviado este comentario (en educada devolución del tuyo), no digo ya si llegas a leerlo. En ese caso tu cutis mejorará (lo perfecto siempre puede ser mejorado) ostensiblemente, tu buena forma física se verá aumentada y tus contactos sociales advertirán una Nimraithkar más simpática, fuerte y sexy.

Saludos