Sunday, October 14, 2007

Antequera


Ni puentes ni pilares. Un arco de Gigantes y un pueblo blanco cuesta arriba. O cuesta abajo (y menos mal) a la hora de comer con las piernas cansadas y el estómago rugiendo de hambre.

Como cambian los planes a lo largo de un mismo día. Originalmente planeabamos ir a Estepa a comprar aceite y pasar (desviarnos un poco) por Écija para conocerla; pero al final fuimos un poco más alla y terminamos en Antequera y habríamos acabado en Granada si no hubiera sido tan tarde. Los relojes siempre nos persiguen, no importa que queramos hacerlos a un lado nadamás llegar el fin de semana. Todo fue culpa de la cooperativa donde compramos el aceite que resulta que no abre los sábados... vaya ocurrencia.

No me quejo del itinerario final. El lugar me sorprendió y creo que hasta repetiremos visita.

Los pueblos blancos tienen su encanto y a éste no le faltaba, por supuesto. Después del paseito obligado por la zona monumental y encontrar cerrado el convento, el museo y el palacio del marqués de no se que, decidimos comer y después echar la siesta en el coche.


Si, si, siesta, que pasa? Que despues de llenar la barriga entra un sueñito que parecen dos.
Sobre todo segun como se llene la barriga.
Probé una ensalada muy rara que me gustó mucho. Bueno igual y no es ensalada pero a mi me lo pareció. Se llama piho y es bacalao, naranja, cebolla y ajo. Muy recomendable, si encuentro la receta lo haré mas de una y mas de dos veces.

Lo siguiente eran los dólmenes. Estuvimos a 1 minuto de no verlos, y en realidad los vimos tan a la carrera que me quedó la cosita de que habría que volver.


Ves esas piedras tan grandes (seamos correctos: megalitos) y no puedes creer que manos prehistóricas las hayan puesto ahi. Como? Que otros conocimientos tendrían? No pueden haber sido tan primitivos como se les pinta y realizar esas construcciones. Y esas si duran, no como los edificios de ahora que se construyen en media hora y se caen en otra más. Las palabras duradero, perenne, eterno, longevo, tenderán a desaparecer del vocabulario. Se esconderán de pura vergüenza detrás de un árbol viejo si es que encuentran alguno en donde refugiarse.

Bueno, hablaba del conjunto dolménico. Siempre termino yéndome por las ramas (de árboles viejos o nuevos, no importa cuales). Son construcciones megalíticas destinadas a enterramientos colectivos. Son básicamente varias losas en posición vertical y sostienen a otras horizontales a modo de techo formando una galería. Suena sencillo pero son impresionantes.

Nos habían recomendado ir al Torcal. La verdad es que no me llamaba mucho y se estaba haciendo tarde, pero ya que estabamos ahi no era cuestion de dejarlo pasar asi que nos pusimos en camino. 13 km desde Antequera por una carreterita estrecha y con bastantes curvas.
No ir habría sido una tontería. Esas piedras (porque eso es lo que hay) me encantaron.
Son piedras calizas originadas por la acumulacion de esqueletos y caparazones de animales marinos de hace unos cuantos años (200 millones nadamás). Mas tarde se secó el agua, salieron los depositos calcáreos y el viento hizo el resto. Trabajito de unos cuantos añitos... y a esto se le llama Karst. Y no es que yo lo supiera, es que habia ahi un letrero que lo ponía y yo que me leo hasta las etiquetas de los shampoos pues no iba a dejar eso sin leer.
Ahi hay un viento que se lo lleva todo y hacia un frio que pelaba. Yo con lo friolera que soy iba solo con un rompeviento del que el viento se reia a carcajadas. O al menos yo las escuchaba. La niebla cayó sobre nosotros casi desde que llegamos y no se podia ver mucho paisaje, además oscurecía rápido y había que volver por un camino dificil, asi que me quede con ganas de ver mas y pasear mas.

2 comments:

Anonymous said...

Hola..!!

Buscando por Google cosas de mi pueblo, Antequera :) he llegado a tu Blog. No queria dejar pasar la oportunidad de comentar tu entrada si me permites, porque me ha encantado lo que dices... Antequera tiene mucho encanto y muchas cosas bonitas que ver. Hay que descubrirla...
Ademas estan restaurando y mejorando sitios como la Alcazaba o el CIT que estan haciendo en los Dolmenes....
No dejes pasar la oportunidad de volver al Torcal con el buen tiempo para poder disfrutar de esos paisajes, de las cabras montesas saltando por las piedras, las flores... :)
Espero que no te moleste que me haya colado aqui...
Un saludo

Nimraithkar said...

molestado en absoluto!

Volví, esta vez en primavera y es completamente distinto e igualmente encantador.

Por ahi escribí algo al respecto. No ví cabras pero si una zorrita que comió de mi mano