Sunday, October 28, 2007

Kaede Sevilla


El restaurante japonés más caro de Sevilla.

Está a un lado de la piscina del hotel Alfonso XIII y no sé si sea propaganda o antipropaganda, pero es así como yo escuché por primera vez de él y tenía muchas ganas de ir. No puedo resistirme a la comida japonesa y cada que hay oportunidad de ir a comer algo con palillos soy la primera en levantar la mano.

El próximo fin de semana hay una fecha importante para mi (y para mi pareja) pero como es la Hispacon y estarán aqui unos amigos, supongo que no tendremos ni un ratito para estar solos, asi que decidí que le daría una sorpresita a mi novio y reserve para cenar ahi.

El lugar esta muy bien ambientado. Es de madera por fuera y por dentro. En el salón del fondo puedes ver al cocinero frente al teppan-yaki preparando la comida. Las lámparas de papel y las separaciones de papel y madera te sitúan en un ambiente distinto. Las camareras, todas ellas japonesas, te atienden con kimono y el cabello recogido, en las mesas hay velitas y la luz del lugar es tenue. A través de la ventana puedes ver el jardín y el perfil del edificio del hotel que es además precioso. Un poco más tarde, cuando las luces del exterior se extinguieron, solo se veian los reflejos ambarinos de las lamparas y las velas en las ventanas.
Después de leer la carta hacia atras y hacia adelante un par de veces nos decidimos por un menú degustación, pero cambiando el plato principal, que era entrecot o solomillo, muy poco japonés para mi gusto y yo lo cambié por teri-yaki de pato y mi novio de langostinos. Pero bueno, me estoy adelantando.

Pedí una sapporo (cerveza japonesa) y el un vino blanco. La botella erá chulísima. Con caracteres japoneses (no, no se como se llaman) en negro y dorado. Muy gracioso, vino de castilla con denominacion de origen especial para sushi ^^

Lo primero que nos pusieron fue un aliño de pepino y sésamo, que yo me pensé un rato antes de probar. El vinagre de arroz tiene un sabor muy peculiar y solo lo uso en pequeñas cantidades para el arroz cuando preparo sushi, pero si ya estabamos, habia que comer un poco de todo. Y estaba buenísimo! supongo que además llevaría un poco de azúcar porque tenía un deje dulzón; una pena que el platito fuera tan pequeño.
Acompañando nos pusieron una sopa de miso. Ahhh hacia tiempo que no la comía. Me enteré de algo nuevo: se bebe. Siempre la habia comido a cucharadas, pero me gustó el cambio. Las camareras muy atentas se acercaban a cada rato a preguntarnos si comiamos a gusto con los palillos y priemro nos dijeron que la sopa se bebe y después que el siguiente plato (rollitos fritos) se come enrollado dentro de una hoja de lechuga y con una hojita de menta dentro, se coge con los dedos y se remoja en una salsita que ponen especial para eso. Sabe un poco a la salsa que ponene para mojar el tempura, tal vez sea incluso la misma, pero el rollito sabe muy distinto y muy muy rico.

El plato mas importante para mi: la tabla de sushi!!!! bueno, dos piezas de maki, dos nigiris, 3 sashimi de salmón y 3 de un pez que quisiera saber cual es, (al preguntar me dijeron que pez mantequilla). La única pega que le encontré al plato es que los sashimi parecían más bien dados de lo gordos que estaban cortados y los nigiris eran demasiado grandes para mi boca, asi que los tuve que comer en dos bocados.

Para cuando terminé este plato ya me habría podido levantar satisfecha, y hasta un poco llena, pero ahora si venía el plato principal y mi pato estaba exquisito. Una pena que a esas alturas lo que quería era empezar a desabrochar botones porque no cabía en la ropa. Me parece que mi novio si que lo hizo y sus langostinos casi parecían langostas. 3 bichos grandísimos acomodados formando una pirámide, con la cabeza y la cola puestas pero sin piel. Estaba apunto de pedir que me cambiara el plato.
La presentación de los platos es una cosa a destacar del lugar, aunque en general en los restaurantes japoneses cuidan mucho ese aspecto.

para terminar, un heladito de te verde y la dolorosa.

Que que es eso? Pues la cuenta!
Aunque ya con la publicidad que le hacen al sitio nos esperábamos algo así.
35€ por persona el menú degustación, lo que no está nada mal pero en la bebida se pasan un poco.

¿Mi opinión? repetiremos en cuanto haya algo que festejar, como un fin de mes, un cumpleaños de algun familiar lejano que nunca vemos o el próximo eclipse.
Eso si, la próxima vez pediremos el menú de la casa que sale en 17 euros.


10 comments:

Shera said...

Yo no soy de comida japonesa, pero el restaurante tiene una pinta buenísima.
Bss

Antonio Bocanegra said...

Soy de Sevilla y ya me habían hablado muy bien de este sitio. Soy algo delicado para la comida y pensé que a lo mejor no me gustaban muchas cosas y me iba a quedar con hambre, pero con tu magnífica descripción de los platos y del sitio me he decidio para reservar para el próximo día 14 de Febrero, esperemos que no esté todo cogido. Muchas gracias.

http://antoniobocanegra.blogspot.com/

Antonio Bocanegra said...
This comment has been removed by the author.
Antonio Bocanegra said...

Pues si que me gustó mucho este sitio. Esta en un lugar muy bonito y el sitio es cuanto menos curioso. Muy buen servicio y la comida a mi me gustó bastante, aunque las pase canutas para coger las cosas con los palillos, a mi novia le encantó y le dí una gran sorpresa. Muchas gracias.

Anonymous said...

Vaya chasco, ayer fui con unos amigos, les invité toda ilusionada que conocieran sevilla y un buen sitio para comer. Para empezar llamé por la mañana para reservar y me dijeron que no habría problemas para elegir la mesa con ventana al patio, pues aún no tenían ninguna reserva, era la primera mesa que reservaba. Cuando llegamos, empieza el horror, el restaurante está lleno con un autobús de americanos, nos ponen al lado de la cocina, en medio hay una plancha enorme, el calor era infernal, el cocinero se pone allí a nuestro lado en la gran plancha a cocinar, salimos de allí oliendo a cocina,hablo con la chica y me dice que lo siente que no hay mesas. Pedimos el menú, y vaya cosa mala, para personas que sean de comer se quedan con habre, de primero una ensalada de pepinos, más pequeña que la palma de la mano, después una sopa de miso (enana), dos rollitos por persona del tamaño de un dátil, y por último carne o pescado, quien eligió pescado era un trozo de mero, que la rodaja de calabacín que te ponen de guarnición es más grande que el pescado y quienes pedimos entrecot, eran cuatro trocitos de carne tan fina como el carpaccio, y de postre una bola de helado de vainilla. Que vergüenza sentía por haber llevado allí a mis invitados, por cuatro personas pagamos 100 €, no volveré. En la calle Salado hay otro y os puedo asegurar que mucho más barato y he comido muchísimo mejor.

Nimraithkar said...

anónimo, respeto tu opinión, pero la comida japonesa es lo que tiene.
Platos muy vacíos pero muy bien presentados. Al que le guste la comida japonesa y no tenga remilgos con la calidad puede ir a un japo giratorio (aunque aqui en Sevilla no los he visto) y se harta de comer hasta que le salga arroz por las orejas por 13 euros o por ahi.

El hecho de que un cocinero te haga la comida en la mesa me parece una de las cosas más llamativas del lugar y de hecho mi pareja y yo dijimos que la proxima vez que vayamos pediremos esa mesa precisamente... va a gustos. Claro que no iremos en verano!

Digamos que no es un lugar para hambrientos sino para sibaritas y lo sigo diciendo, ese sitio lo recomiendo. Para comer cantidades industriales pues mejor un asador que además los hay muy buenos

Anonymous said...

Acabo de llamar al restaurante para hacer una reserva, y me comentan que ya no se encuentran en el hotel, que han finalizado el contrato con ellos. Ahora se encuentran en Sta Mª la Blanca 32

Alguien ha estado en el nuevo local¿?

Nimraithkar said...

De verdad que se han cambiado?
Bueno, habrá que ir a visitarlos en el nuevo local. Espero que haya sido una mejora... aunque en verdad el entorno del hotel donde estaban es dificil de mejorar.

Anonymous said...

Hola a todos!!
Nunca he estado en el japonés del Alfonso XIII, pero creo que deberíais saber que el de la calle Salado es de los mismos dueños (de hecho, comiendo allí nos pusieron los típicos palillos y un mantel de papel, y en ambos ponía "Restaurante Kaede", cuando éste se llama Samurai). No obstante, siempre cabe la posibilidad de, aun siendo ls mismos dueños, la calidad sea diferente...pues bien, el resumen que haces sobre los distintos platos q te sirvieron es igualito al de la C/salado! (1º ensalada de pepino, después sopa miso, después esos rollitos, el helado de té verde...).

El menú allí vale menos de 10 euros si vas a cenar, si es para almuerzo, 7.

Sobran comentarios...

Anonymous said...

Solia ir al del hotel Alfonso XIII, he estado también en el nuevo local de santamaría la blanca y en el sakura, no se si los dueños de sakura y santamaria la blanca serán los mismos, pero el pollo teriyaki y el solomillo tepanyaki para empezar, no tienen nada que ver en un sitio y en otro, en ese sentido kaede me parece mucho mejor.

Lo que si tengo que puntualizar es que han perdido mucho con el cambio en cuanto a servicio en mi modesta opinion. Claro que a ellos les vendra mejor por que al ser un sitio mas centrico siempre esta mas lleno que en el hotel.

En cuanto al estilo, pues si, la comida japonesa es así, el wasabi pica, el sashimi es pescado crudo y de postre helado frito ... si me apetece un serranito voy a la tasca que hay junto a mi casa. No puedo decir que haya comido mal en ninguna ocasión (y en mi casa somos todos de buen comer XD)