Friday, September 02, 2005

Cepo antivioladores






Leyendo el diario en el tren esta mañana me encontré con una noticia curiosa. Al fin alguien busca soluciones para tanta violación. No se si sea una buena solución pero al menos es un esfuerzo y como mínimo quien tenga por costumbre forzar a las mujeres desconocidas a tener relaciones sexuales (no dirán que no lo digo de una manera diplomática) pasará un poco de miedo.

Rapex es el nombre del nuevo dispositivo presentado el martes por la inventora
sudafricana Sonette Ehlers para luchar contra el alto índice de violaciones que
sufren las mujeres en su país, y que en el futuro se comercializará en todo el
mundo.

Este ingenio con forma de tampón se aloja en el interior de la
vagina y se cierra como un cepo sobre el pene del violador. Unos ganchos
aprisionan el pene y sólo lo sueltan con intervención quirúrgica.

El dispositivo, "similar a una trampa para ratones" y con un precio de un
rand (12 centavos de euro), puede ser utilizado permanentemente o cuando la
mujer crea que puede estar en riesgo de ser asaltada sexualmente.

4 comments:

Tanakil said...

Buf!! ¡Qué fuerte! Pero si ese dispositivo hace que se quede ahí enganchado, o bien se lo arranca al intentar desengancharse y la víctima se queda con medio cacho ahí metido -¡qué asco!-, o bien se queda con el violador pegado hasta que vayan a un médico. No sé cuál de las dos situaciones es peor. Aunque desde luego lo atrapas, eso sí.

Nimraithkar said...

a mi me preocupa la reacción del tío, sabes?
Que si lleva una navaja lo primero que hará será vengarse de la víctima! o como mínimo una golpiza, moretones e insultos se llevaría la mujer a casa.
Eso si, al tipo se le quitan las ganas de volver a violar a alguien y si no quiere llevar un cepo clavado en la piel tendrá que ir a que se lo quiten y de ahi derechito a la carcel

Anonymous said...

Lo único que van a fomentar con eso son las violaciones anales. Si de verdad se quiere acabar con las violaciones habría que concienciar a más de una de no ir por la calle vestida como una puta. No se puede copiar de las prostitutas sólo las formas (mostrar la ropa interior, minifaldas recortadas, tacones de aguja, media teta al aire...) y no el fondo (prestar los servicios esperados).

Anonymous said...

En realidad, es una látima que no inventen un cepo para estrujar el cerebro de personas que piensan como el que ha hecho el comentario que me precede...a ver qué tiene dentro. Das pena.