Sunday, June 15, 2008

comida hindú

Ay, que me gusta a mi comer!

Hoy se nos ocurre, con el calor que hacía a medio día, y en la época en que estamos, ir al centro a dar la vuelta. Después de un par de horas (si! aguantamos dos horas o más) nos fuimos de ahi con unas lentillas, un perro y un bastón... pero esa es otra historia.

Era hora de comer y hace tiempo me recomendaron un restaurante Indio que está enfrente de Nervión Plaza, así que fuimos para allá directamente y ántes de que nos sucediera como siempre que se nos hace tan tarde que no nos ponen comida en ningún sitio.

Primero pensé que comer algo picantillo con ese calor sería una mala idea, pero que va! si el picante te hace sudar y al final terminas mas fresquita ^^

Bueno, llegamos al sitio. Se llama Taj Mahal (muy apropiado para un restaurante indio). Oye, que me sorprendió nadamás entrar. El lugar es pequeñito y atienden muy bien; son muy amables y si les preguntas te recomiendan que pedir y con buen tino además.

Eso si. A quien le guste el picante que lo advierta desde el principio, porque acostumbrados a los paladares de por aquí, la comida aunque especiada va poco cargada de picante a menos que le digas que quieres que "pique-pique".

De aperitivo nos pusieron unas empanadas de verduritas muy buenas con una salsita que estaba para morirse ahi mismo. Vamos que regresaría ahí solo por la salsita aunque todo lo demás hubiera estado malo (que no fue el caso). El plto principal... bueno de eso ya no sabría decir nada. pedimos algo vegetariano los dos, yo con champiñones y él con queso, ambos con curry pero cada uno un tipo diferente de curry. El mío más picante, el suyo más sabroso. Con un nan (un pan de harina de trigo, cocido y después frito) para acompañar y 2 jarras de cerveza. Noooo, no eran una para mi y otra para mi novio. Las dos fueron para mí, que con tanto sol y calor a medio día, iba seca y eso apenas alcanzó a refrescar un poco. después un lassie de mango para que el picante no haga estragos en el estómago y a casita.

Parecía que tan poca cosa y vegetariana no iba a llenar pero a las 10 de la noche aun no tenía hambre y la comida estaba buenísima. No me comí los platos porque estaban un poco duros, pero los dejé rechinando de limpios.


Así que recomiendo el sitio, que es limpio, bonito y delicioso. No es baratísimo, pero se puede ir a comer ahi de vez en cuando y el servicio es muy bueno. No había mucha gente y me extrañó en un sábado a esa hora, pero supongo que es porque aqui en Sevilla la gente aún no se hace a la comida de fuera y solo le gusta de vez en cuando.

Será que yo misma soy de fuera y me gustan estas cosas.

3 comments:

Shera said...

Con lo que me gusta a mi comer y el probar cosas nuevas...
Tenemos que ir a haceros una visitilla.
Bss

Errantus said...

Yum yum. Comida hindú. Ya ni les comenté que no pude resistir el mono de picante y en Madrid cené en un hindú cerca de la Gran Vía. Un delicioso plato de ternera vindalú. Yum yum.

Si hay tiempo, conozco un hindú en Polanco. ;)

Nimraithkar said...

siiiii visita, visita!!!
cuando llegais? a qué hora? cuánto tiempo os quedáis?

Rita, tiempo tendremos seguro, que estaremos por ahi 3 semanitas. Ya le dijiste a tu mamá lo del pozole?