Thursday, August 04, 2005

El Camino

No leo mucho últimamente. Cuando llego a casa no me quedan muchas energías para permanecer despierta el tiempo suficiente para acabar un capítulo (cuota mínima cuando abro un libro), y supongo que será esta la razón por la cual mi mente ha decidido continuar con mis lecturas mientras duermo.

Si, sueño con los libros que estoy leyendo, continúo las historias donde las dejé antes de ir a la cama, o en el corto trayecto en tren y al otro día todo es una confusión, recuerdo frases que ningún personaje dijo y aventuras que no escribió el autor y es que así no hay quien se aclare con una historia complicada.

Pero mi sueño no solo trataba de la princesa Nell y como rescataba a su hermano de la Torre Oscura a pesar de que el le lanzaba cosas desde la torre más alta intentando matarla (no es un spoiler, a menos que mis inventos oníricos puedan serlo). También soñé con una senda. No. Con dos sendas.

Image hosted by Photobucket.com

El hombre iba caminando cuando encontró la bifurcación y eligió la derecha, que mas que senda era un amplio camino, recto y despejado, sin obstáculos.

Pero mientras iba avanzando por él se iba retorciendo, cambiaba de posición mientras se internaba en él, se oscurecía. A ratos los árboles que habían a ambos lados casi se tocaban dejando solo un estrecho pasillo lleno de maleza y raíces por donde podía pasar con mucho trabajo y dejando trozos de camiseta y hasta de piel; a veces en lugar de árboles eran paredes y el hombre caminaba por un laberinto de casas antiguas muy juntas entre sí...

No sé cuanto tiempo camino, el sol salió y se escondió muchas veces, el hombre teía la boca seca y la piel agrietada, las piernas ya no lo sostenían y durante largos trechos tenía que arrastrarse, había olvidado el hambre hacía un par de días, ya no distinguía un dolor de otro, cuando el camino, que ahora era un tunel encharcado en el alcantarillado, terminó bruscamente.

Había una trampilla en el suelo con un candado. No había recorrido todo ese camino para llegar aqui y no poder pasar por un candado. Busco algo con lo que romperlo pero no había nada salvo agua y ratas. Tuvo que desandar parte del camino buscando a tientas por el suelo, hasta que encontró una pieza de metal tal vez demasiado corta y demasiado gruesa pero tendría que servir.

Volvió hacia el final del túnel, tratando de recordar el camino, porque ahora no había una sino mas de una posibilidad. No sé por que no tomó otro camino, que mas daba? pero el quiso ir al mismo sitio, al de la trampilla. Llego y se inclinó dispuesto a romper el candado cuanod se dió cuenta de que este se encontraba abierto.

Levanto la pieza de madera, que era mas ligera de lo que esperaba considerando su deteriorado estado físico. Asomó la cabeza y el cansancio lo venció y cayó por el agujero, y cayo... y cayó

4 comments:

ignatius reilly said...

Vale...
Estamos leyendo el mismo libro, así que no sueñes sobre él hasta que lo acabe, vale? que también tengo poco tiempo.
Y si sueñas con Juego de Tronos, haz el favor de no soñar a un Tyrion alto y apuesto, okis???
;p

Nimraithkar said...

si Tyrion es alto y apuesto, con rostro aristocrático y desdeñoso. No es mi tipo definitivamente.

Tu comentario fue una indirecta?
oye! que sigue vivo tu libro.
Por cierto quien te lo regalo?

ignatius reilly said...

No, Tyrion es el mejor.

Primera pregunta: no
Segunda pregunta: mi exmujer, cuando no llevaba un prefijo por la vida.

Nimraithkar said...

Te cae bien Tyrion?
pues a mi me parece un tio de lo mas pesado y patético... no se... igual y cambia mi manera de verlo confortme avance la historia...

Tu ex? prefijo?
...vida?

XD